BASES GENÉTICAS DE LA SORDOCEGUERA

De acuerdo con la Organización Internacional para la prevención de la Ceguera, el término ceguera debe aplicarse cuando en el mejor ojo, y con corrección, se tiene una visión residual de no mayor de 20/200 o un campo visual no más amplio de 10 grados. Ahora bien, si un individuo tiene un residuo visual de 20/60 y un campo visual de 20 grados, éste también puede ser clasificado como ciego, según la definición aceptada por este organismo internacional. Por supuesto es la definición comenzaría a aplicarse después de los cuatro mes de edad. Teller y colaboradores en 1986 plantearon en sus investigaciones que la visión 20/20 se alcanza realmente hacia los tres años de edad hecho que ha sido corroborado por otros autores.

Para definir ceguera en un bebe, debe tenerse una agudeza visual extremadamente baja, como suele suceder en casos de anoftalmos, opacidades congénitas de la córnea, cataratas maduras congénitas o defectos retinianos severos. De los 28 millones de limitados visuales que existen en el mundo, se cree que el 90% son habitantes de países subdesarrollados. En esos países la pobreza parece ser importante causa de ceguera, sobre todo si se tiene en cuenta la gran proporción de casos debidos a factores prevenibles.

Factores internacionales parecen demostrar que el 65% de la población senil tiene algún grado de catarata y que el 25% de los diabéticos tienen retinopatía diabética. El glaucoma crónico por su parte, es otra causa importante de limitación visual y representa el 10% de las causas. Los traumatismos originan serias alteraciones visuales según la clase de accidente, la edad de la persona y la ubicación geográfica; dado que no es lo mismo que un accidente ocurra en el campo o en la ciudad, pues el manejo médico inmediato puede ser diferente dependiendo de la educación del individuo o de los recursos médicos especializados que se tengan a la mano. Dentro de las causas hereditarias, la mayor frecuencia parece llevársela la retinitis pigmentosa u otras retinopatías degenerativas, muchas de ellas de reconocido orden genético.

Las infecciones que producen pérdida visual se pueden prevenir fácilmente estimulando medidas de medicina preventiva en todas las comunidades, higiene personal y saneamiento ambiental, y aún vacunaciones masivas contra rubéola u otros agentes causantes. La prematurez debe ser especialmente manejada en centros capacitados para ello, y tanto el pediatra como el oftalmólogo, deben estar atentos a prevenir la retinopatía del prematuro. Los casos de cataratas congénitas pueden recibir cirugía temprana y ayuda oftalmológica adecuada e inmediata. La ceguera debida a otras enfermedades de base, como la diabetes o el glaucoma, puede ser evitada haciendo una detección precoz de estas patologías, un tratamiento oportuno y un control médico permanente. Finalmente, el concurso de genetistas en el manejo y la asesoría de parejas con alto riesgo de enfermedades visuales, puede influir positivamente en la reducción de la frecuencia de entidades genéticas y hereditarias.

Búsqueda personalizada
Todos los derechos reservados - Se prohibe la reproducción total o parcial,
de algun contenido o material de diseño sin el previo aviso de su propietario.
2004 - 2017 // Bogotá - Colombia

Se recomienda utilizar navegadores IE 7.x o sup / Firefox 3.x / Safari 3.x / Google Chrome 3.x
Resolución recomendada 1.024 x 762
Diseño y Construcción Skydreams Estudio Digital
Validador w3c html Validador css w3c