GERARDO CUBIDES

"...Pero todo mejoró cuando conocí a una compañera que se llama Rubiela Garcia... y el día del grado me case con ella por la iglesia católica, gracias a Dios..."

Mi nombre es Luis Gerardo Cubides, nací el 12 de Marzo de 1.963 en Bogotá, Colombia. Mi madre se dio cuenta a la edad de 4 años que yo no no escuchaba bien y tampoco hablaba. Entonces mi madre se preocupó por llevarme a un centro médico en donde me examinaron y me remitieron al hospital de la misericordia que es un hospital universitario de pediatría, pedimos cita con el especialista en otorrino, quien me ordenó unos exámenes, y sus resultados fueron una hipoacusia neurosensorial bilateral.

Empecé a estudiar en el año de 1.970 en una escuela en primero de primaria pero yo no entendía lo que enseñaban por mi problema auditivo todo lo escuchaba mucha dificultad, la profesora conversó con mi madre y le dijo que tenia que buscar un centro especial, entonces mi madre se preocupó y siguió hablando en el hospital de la misericordia para pedir ayuda para ubicarme en un centro espacial. Los médicos del hospital de la misericordia me ordenaron una remisión al hospital de Lorencita de Villegas de Santos otro hospital infantil de Bogotá, y me presente con las copias de la historia, exámenes etc.. Para que me evaluaran. Entonces los médicos de ese hospital me hicieron otro estudio, me ordenaron un examen de audiometría y propusieron terapia de lenguaje durante un año, además me recetaron el uso de un audífono para que pudiera escuchar.

Como mi madre no tenía los medios económicos para obtener el audífono fuimos remitidos al Instituto Nacional Para Sordos INSOR para me evaluaran. En el INSOR me dieron apoyo y me hicieron una evaluación para saber como me podían ubicar en una buena escuela, por lo cual inicié de nuevo primero de primaria en la escuela y por las tardes repasaba todas las materias en el INSOR. Mi mamá hablaba con uno y con otro para poder conseguir el audífono, entonces gracias a Dios el INSOR me regalo un audífono Y así empecé a escuchar Y a entender las cosas mucho mejor y empece hablar poco a poco.

Inicié también la terapia de lenguaje donde me enseñaron muchas cosas con juguetes de madera de colores, pirámides, cubos, loterías en cartón bueno, una cantidad de cosas como para despertar la mente.

(Fotografía Nro 1. Gerardo cubiles colombiano con deficiencias de vista y oido.)

Repetí 3 veces primero de primaria, una vez quinto de primaria, y 7 veces sexto grado de secundaria. Los profesores no entendían mi problema de audición: por ejemplo me dicían: "saque una hoja, y me dictaban una cantidad de palabras que yo no entendía y las escribia mal por ej: carro - tarro, explosión - extorsión, piloto - pelota, seis - tres, y así sucesivamente, confundía las palabras.

Pero todo mejoró cuando conocí a una compañera que se llama Rubiela Garcia en el colegio el Carmelo en la jornada nocturna, me hice al lado del puesto ella y ella me ayudo mucho para adelantar los cuadernos y como captar la compresión de lectura, con ella estudie todo el bachillerato y el día del grado me case con ella por la iglesia católica, gracias a Dios porque ella es mi mano derecha para cualquier cosa ó cualquier inquietud que se le presenta en la vida. Actualmente tengo con ella un hijo de 13 años cursa 8 grado en el liceo Edward Kennedy gracias a Dios el es una persona sin problemas auditivos.

(Fotografía Nro 2. Gerardo cubiles con su esposa.)

Antes de terminar el bachillerato estudie en el Sena (Servicio Nacional de Aprendizaje) la especialidad de ebanistería, luego el Sena me patrocinó en el una fábrica de muebles para la etapa productiva y me fue muy bien.

También trabajaba sábado, domingo y festivos, en un supermercado como empacador intermitente desde la edad de los 13 años hasta los 18 años, participaba en deportes en el salitre de los 9 años hasta los 17 años, en el atletismo en las horas de la tardes de 4 a 6 p.m, participe en los intercolegiados, pero desafortunadamente no tuve más apoyo y me retiré.

Hice un curso de marquetería en Comfenalco 2 módulos, ingresé a estudiar la carrera superior en la Fundación de Docencia y Consultoría Administrativa CIDCA la especialidad de Técnico Ingeniería de Sistemas, y con mucho esfuerzo lograba entender lo que los profesores decían, leía sus labios y le sacaba fotocopias a los libros y me dedicaba leer todas las tardes y noches para la evaluación del otro día.

A la edad de 33 años empezó la disminución del campo visual la cual me ha ido aumentando de manera acelerada, igual que la auditiva. El 10 de Julio de 2001 me realizaron la operación del ojo derecho, para evitar el progreso de la enfermedad y dios mediante me opero el ojo izquierdo en seis meses. Según diagnósticos médicos mi enfermedad se denomina síndrome De Usher Tipo II y retinitis Pigmentosa y al parecer es de origen genético por parte de mi madre, tengo 2 primos maternos que nacieron bien, y a los 7 y 8 años fueron perdiendo la visión hasta que quedaron totalmente ciegos.

Conocí SURCOE ( asociación Colombiana de Sordociegos) en el año 1998, SURCOE me invito a una capacitación la cual se trato sobre que es una asamblea, una junta directiva y talleres sociológicos en el año 2001, actualmente soy miembro de la junta y tesorero.
Estoy trabajando con Pavimento Universal que es una empresa de Ingenieros donde mis compañeros y mis jefes son para mi como una familia, todos nos comprendemos y nos colaboramos en nuestro trabajo.

Estoy estudiando en la sociedad de sordos los fines de semanas lengua de señas, para poder comunicar con las otras personas sordociegas.

MI HISTORIA REAL CON EL BASTON
Por: Luis Gerardo Cubides

Mi nombre es Luis Gerardo Cubides; soy una persona con Síndrome de Usher tipo II, tengo que utilizar audífonos para oír y tengo campo visual residuo por Retinitis Pigmentosa desde muy pequeño. Esta situación no me permite ver de noche y ver con dificultad en el día; nunca, hasta hace muy poco, había tenido que usar un bastón.

En el año de 1997 se redujo mucho más el campo visual, lo cual acrecentó mis problemas de desplazamiento. Lo que más se me dificulta en la calle es esquivar los bolardos, no caer en alcantarillas destapadas o huecos y tropezar con andenes y obstáculos en el camino, La gente no me entiende y piensa que estoy loco, a veces me insultan y me miran mal, en fin, he tenido que pasar por la inclemencia e intolerancia de la gente. En varias oportunidades he tenido problemas con los vehículos que salen de los garajes o están parqueados en los andenes. En la calle algunos vehículos me han golpeado y hasta me han pasado las llantas por encima de los pies y en una ocasión tuve que ser llevado a un hospital.

Los profesionales de Sense Internacional (Latinoamérica) me obsequiaron un bastón pequeño, pero yo no sabía como usarlo y me sentía muy raro y avergonzado con él porque no quería que la gente que me rodeaba, se diera cuenta de mi verdadero problema.

Luego de varios incidentes incómodos, empecé ha utilizar el bastón en la noche. Al cabo de unos días, tuve un accidente leve con un taxi que me golpeo en una pierna, entonces me acerqué nuevamente a Sense Internacional (Latinoamérica) y hablé Marcela Forero, Directora de Desarrollo, quien me hizo ver la importancia del bastón, que no era un estorbo, sino una herramienta para defenderme de los obstáculos en la calle y que les mostraría a las personas que me vieran llevándolo, que yo no veía bien y necesitaba ayuda; me hizo ver que no debería sentir pena, porque para mí es suma importancia, que lo viera como mi amigo, mi guía o como un hermano para mi protección integral.

Luego me comuniqué con Sandra Rangel, Directora del Centro de Integración para Jóvenes Adultos Sordociegos "Yolanda de Rodríguez" de la Asociación Colombiana de Sordociegos, SURCOE y le dije que necesitaba aprender más sobre el manejo del bastón, ella me puso en contacto con una profesional experta: Maria José Soler, quien me permitió asistir a clases, donde aprendí a evitar tropezar con los obstáculos que hay en una ciudad y manejar correctamente el bastón.

Hoy en día, el bastón es mi guía, mi mejor amigo ya no puedo vivir sin él, ya que se ha convertido en mi mejor aliado, superando así un peldaño más en mi superación personal.

Búsqueda personalizada
Todos los derechos reservados - Se prohibe la reproducción total o parcial,
de algun contenido o material de diseño sin el previo aviso de su propietario.
2004 - 2017 // Bogotá - Colombia

Se recomienda utilizar navegadores IE 7.x o sup / Firefox 3.x / Safari 3.x / Google Chrome 3.x
Resolución recomendada 1.024 x 762
Diseño y Construcción Skydreams Estudio Digital
Validador w3c html Validador css w3c