GUÍAS- INTERPRETES

En sordoceguera se considera que los problemas que implica esta limitación sensorial de los sentidos de la distancia son la dificultad que implica la comunicación con los demás y los desplazamientos.

interpretesfoto1

La persona sorda recibe la información a través de su visión y la persona ciega por la audición y se apoya de un bastón para sus desplazamientos. Cuando no existe residuo visual ni auditivo, la persona sordociega requiere para lograr una comunicación con los demás y para desplazarse, de un guía - intérprete. Es por esto que me permitiré exponer a ustedes la Importancia de las guías - intérpretes para las personas sordociegas y más adelante les compartiré los sistemas de comunicación con ustedes.

"Aún cuando un sordociego haya recibido la más optima educación o desarrollado al máximo sus habilidades en un buen programa de rehabilitación y sea capaz de comunicarse por diversos sistemas, siempre se va a encontrar con severas barreras a la hora de integrarse en un engranaje social cuyo ritmo lo marcan las personas videntes y oyentes y que difícilmente pueden seguir.

Los sordociegos necesitan apoyos para poder superar las desventajas que les plantea su minusvalía en numerosas ocasiones y poder conseguir un aceptable nivel de integración comunitaria, laboral y social. Este apoyo lo necesitarían de manera especial en situaciones relacionadas con la comunicación y la movilidad y consiste más concretamente en apoyo humano, la ayuda de una persona que pueda servirle de "ojos y oídos", ser el nexo que interviene entre él y cuanto lo rodea. (Daniel Alvarez, 1991)

Una persona guía-intérprete es aquella que efectúa una interpretación, una descripción visual y una guía a la persona sordociega, la mantiene en contacto con los demás.

Para explicar estos conceptos, me permito citar la descripción de un guía-intérprete de mi colega Margarita Rodríguez, dice:" persona con formación específica que le permite:

· Comprender el mensaje de una lengua, extraer el sentido a través de la información lingüística (palabras, oraciones, aspectos suprasegmentales- intensidad, tono, timbre, entonación, acentuación, ritmo y pausa), extralinguisticos (pistas sonoras o visuales provenientes del emisor y de la situación comunicativa) y reformular ese sentido en la lengua destino o en el sistema comunicativo, utilizado por la persona sordociega. Lo anterior es llamado interpretación o transliteración.

· Describir lo que sucede en torno a la situación de comunicación lo cual incluye el entorno físico en que ésta se presenta como las características y actividades de las personas envueltas en ella. A esto se le denomina Descripción Visual.

· Facilitar el desplazamiento y la movilidad de la persona sordociega en el entorno, a lo cual se le conoce como guía".

Un guía-intérprete da la información nueva o la adquirida anteriormente, permite la interacción con el entorno físico, intelectual y emocional.

Por lo general, primero realiza la guía, al llegar al lugar efectúa la descripción visual y posteriormente la interpretación.

Dentro de la importancia del guía intérprete esta el permitir la participación de la persona sordociega en:

· El aspecto social de la integración, una persona sordociega sin un guía-intérprete, se aísla, al no puede participar.

· El aspecto emocional, ligado al anterior, al aislarse la persona puede entrar en sentimientos depresivos, perdiendo el interés de vivir.

El papel del Guía-Intérprete es muy importante en el desarrollo de los sordociegos, pues ellos cooperarán en amplios sectores de la vida, desde facilitarles el acceso a la comunicación, y a los estudios.

Para ser un buen guía-intérprete se requiere, no solamente poseer cualidades especiales, sino, además, un conocimiento de las bases de la ética de todo aquel quien brinda sus servicios a otra persona que implica el respeto mutuo, la honestidad, la sinceridad, la verdad, la paciencia, la prudencia y la comprensión.

Entre los atributos técnicos que debe poseer el guía-intérprete, es el gran dominio de los sistemas de comunicación, de los métodos de guía y la facilidad de adaptación a las circunstancias.

El guía-intérprete, debe ser totalmente confidencial, esto quiere decir que no puede ni debe revelar conversaciones o diálogos sostenidos por el sordociego a quien acompaña, ni dar datos, por insignificantes que parezca tales como: hora, sitio, persona, etc.

Quien presta los servicios de guía-interpretación, debe ser lo más fidedigno en la transmisión de los mensajes, sin cambiar, omitir o aumentar el contenido de ellos.

No puede emitir opiniones, criterios o pensamientos propios durante la transmisión de un mensaje.

La persona que preste los servicios como guía-intérprete, debe ser, ante todo, IMPARCIAL en una conversación, discusión, controversia, etc.

Toda persona que va a trabajar como guía-intérprete, debe ser discreto, no tratar de ser protagonista en ningún sentido, ocupar un lugar en el que permita a su sordociego ser ella o él mismos.


EL COMPORTAMIENTO DEL SORDOCIEGO CON EL GUÍA-INTÉRPRETE

POR: DRA. SONNIA MARGARITA VILLACRÉS MEJÍA (Sordociega Ecuatoriana).

Hemos visto los atributos éticos que un guía-intérprete debe poseer.
Ahora nos centraremos en el comportamiento que el sordociego debe tener con su guía-intérprete.

Respeto y Consideración:
Si nosotros los sordociegos, deseamos que una persona nos ayude como guía-intérprete, debemos tenerles el mayor y más profundo respeto y consideración.

Como seres humanos, es una base primordial para las buenas relaciones, entre nosotros y nuestros colaboradores es una necesidad prioritaria.

Respetar Los Momentos Libres:
Todos en la vida nos agotamos, nos cansamos, nos fatigamos...
El guía-intérprete no es una excepción.
Todo lo contrario. El grado de fatiga de nuestros colaboradores es muy alto, debido a la tensión muscular de la postura y a la concentración mental.
Es, pues, nuestro deber y obligación, darles su debido descanso y otorgarles un momento libre para su relax.

Cuando se termina una sesión de trabajo, el sordociego debe permitir dejarlo en compañía de otra persona o en otra actividad, y ofrecerle el descanso adecuado a nuestros guías.

Ser Agradecido y Recíproco:
Si es necesario en la vida ser agradecidos con aquellas personas que se ofrecen a nosotros, aún más lo es con nuestro guía-intérprete, profesional o voluntario.

No interesa remunerarlo o no, lo que importa es saberlo hacer sentir bien en nuestra compañía, no disminuirle de valor, ni opacarlo, y mucho menos humillarlo. Darle el verdadero sitio y lugar que corresponde.

Buen Trato:
Debemos tratarlo como un colaborador inestimable, como un tesoro a quien se debe cuidar de no perderlo, como al mejor de nuestros aliados, porque ellos son nuestros ojos y oídos.
Sabernos dominar en sus momentos débiles y, luego, exponer nuestra insatisfacción o nuestro criterio.

Como se ve, no es nada difícil el ser un sordociego llevadero. Basta un poco de control de nuestra parte y un gran sentido de la equidad.

Búsqueda personalizada
Todos los derechos reservados - Se prohibe la reproducción total o parcial,
de algun contenido o material de diseño sin el previo aviso de su propietario.
2004 - 2017 // Bogotá - Colombia

Se recomienda utilizar navegadores IE 7.x o sup / Firefox 3.x / Safari 3.x / Google Chrome 3.x
Resolución recomendada 1.024 x 762
Diseño y Construcción Skydreams Estudio Digital
Validador w3c html Validador css w3c